GAMIFICATION WORLD CONGRESS

Dice Bart Briers, “la gamificación es como un monopatín, es una manera de ir a los sitios. Somos responsables de mover a la gente de una manera divertida”.

Standsbyme diseño y fabricó la escenografía de GAMIFICATION WORLD CONGRESS el pasado mes de noviembre en Barcelona. El evento resultó un éxito internacional y resultado final de nuestro trabajo recibió muchas felicitaciones. El cliente nos pidió un decorado minimalista, sencillo, económico e inspirado en tecnología.

¿a vosotros os gusta?

Anuncios

El proceso de creación de un stand ferial

Hay que partir de la consideración de que el diseño y creación del stand tiene su germen en la estrategia de comunicación corporativa de cada empresa, no solo de las características del producto o servicio en cuestión. Por otro lado, es necesario resaltar que también influyen factores como la posición que ocupa el stand en la feria de cara al público, así como otros factores entre los que destacan la música, el volumen de la misma, la temperatura, etc.

En resumidas cuentas: todo influye en la ambientación del stand, que tiene que servir para alcanzar nuestras metas. Partimos del briefing del cliente pero, lógicamente, la combinación de el resto de elementos depende de nuestra profesionalidad de cara al diseño y ejecución de este tipo de servicios. El briefing nos proporcionará información relacionada con la feria en cuestión, el espacio del que dispondremos, el producto o servicio y el presupuesto, entre otras cuestiones. Con los recursos de los que dispongamos, trataremos siempre de ampliar toda esta información lo más posible, para que no quede ningún cabo suelto.

Tras esa reflexión sobre el briefing original, procederíamos a la definición de la línea estética y arquitectónica para, posteriormente, elaborar una propuesta para el cliente, que se puede materializar por ejemplo en una maqueta virtual. Si es del agrado del cliente pasaríamos  a la fase de producción en la que nos encargaremos de conseguir todos los materiales y elementos necesarios para su posterior montaje.

Por último, en el momento en el que dispongamos de todo lo necesario, procederíamos a dicho montaje. Tras una prueba y la demostración final al cliente, siempre por si considera que algún elemento le gustaría de otra manera, ya estaría listo para su contacto con el público.

Tras la finalización del acto, procedemos al desmontaje: hay elementos reutilizables, y otros se llevarán a una planta de residuos ecológicos.

MARKETING FERIAL PARA RENTABILIZAR NUESTRA PRESENCIA EN FERIAS

En lo referente a la situación actual del sector, como bien señala el periódico Catalunya, “los eventos son la forma en que las empresas tocan al consumidor, por lo que es una acción de comunicación altamente eficaz si se hace como es debido. Permite establecer un contacto directo con posibles clientes potenciales y ver las acciones de la competencia en primera persona.

Hay que tener en cuenta que asistir a una feria no da resultados por si mismo, sino que depende de cómo decidamos explotar los recursos que se ponen al alcance de nuestra mano en este terreno.

La fase más importante de todas es la pre-feria, dado que es cuando se llevará a cabo toda la planificación del futuro evento, tratando de que ningún detalle se nos escape.

Una buena pre-feria multiplicará los resultados. En esta fase, debemos llevar a cabo una serie de acciones de marketing para promocionar el evento, acciones como mailing para comunicarnos con nuestra agenda de clientes o utilizar a los mass media para llegar a mayor nivel de público. El patrocinio, sponsoring y las conferencias y demostraciones serán otras acciones a tener en cuenta para alcanzar este objetivo.

Cuando llega la feria propiamente dicha, elegir a los comerciales que van a representar a la empresa será de vital importancia, ya que su imagen en ese momento será la que se asocie a la empresa.

El día antes de la apertura de la feria debemos tener el stand acabado, verificar la imagen de marca, llevar a cabo cualquier modificación si es necesario, check list definitivo de material, etc. También deberá reunirse todo el equipo que trabajará en el stand para verificar las acciones promocionales y comerciales que se llevarán a cabo, analizar el recinto y la competencia. En definitiva, todo debe estar en perfecto orden y en los plazos establecidos.

El factor tiempo es de vital importancia junto con el ingrediente mágico: actitud positiva.

Para captar al visitante tenemos que cerciorarnos de que no hay dudas o cabos sueltos, remarcar las ventajas de la compra, ofrecer promociones y ofertas, …

En lo referente a la post-feria debemos tener en cuenta, por un lado, los cierres comerciales, y por otro el rapport de cierre.

El primero hace referencia a que una vez cerrada la producción de feria empieza la siguiente acción comercial; la acción de post-feria donde se multiplican por 2,5 las ventas de ferias.

Existen dos tipos de resultados: los inmediatos y los generados, por lo que los datos a estudiar, según los objetivos, serán las visitas comerciales, el cierre de operaciones y las visitas generadas.

El rapport de cierre hace referencia a la revisión de resultados cuantitativos y cualitativos, ideas para mejorarlos, revisión de los imprevistos e incidencias que puedan haber surgido, acción comercial con la BBDD, cliping de prensa, análisis de la competencia, etc.

Por último, debemos tener en cuenta la comunicación, tanto interna como externa.

En lo referente a la comunicación interna, toda la estructura de la empresa debe participar del plan de eventos, han de percibir la acción como inversión y no como gasto, por lo que debemos hacer hincapié en los futuros beneficios y resultados que propiciará la acción ferial.

Para atender correctamente la comunicación externa, tenemos que agradecer a los visitantes del stand su participación, sean clientes o no. También debemos agradecer a los proveedores, prescriptores, comerciales externos, etc. Un anuncio en prensa motivador y de éxito nunca está de más. Todo ello nos permitirá alcanzar el objetivo de crear empatía y apetencia en el mercado.

DECÁLOGO PARA EL ÉXITO DE UN STAND

“El éxito de una feria exige mucho más que simplemente montar un stand, estar allí y esperar a que ocurra algo (que normalmente no sucede)”. -Steve Miller

1. Conocer el potencial de las ferias: las ferias y congresos son actos que nos brindan el acceso a una cantidad enorme de clientes potenciales y nos ofrecen buenas oportunidades. Resulta excelente para la imagen de una marca contar con un espacio propio, presentar un producto o tener éxito en sus ventas, todo ello con costes competitivos.

Debemos tener en cuenta que la participación en estos actos no es sencilla, sino que necesita dedicación, cariño y esfuerzo.

2. Gran parte del éxito o fracaso de una feria está en la planificación previala pre-feria puede llegar a planificarse durante 6 ó 12 meses, mientras que el acto no dura más de 4 ó 5 días. Durante este tiempo de planificación, hay que tener en cuenta numerosos puntos como: definición de objetivos, selección de la feria o congreso en el que participar, elaboración del presupuesto, identificación del público objetivo, diseño del plan de comunicación, diseño y montaje del stand, calendario, resultados, etc.

3. Definir objetivos cuantificables y realistas, que conecten con los objetivos generales de la empresa. Estos objetivos no solo hacen referencia a las ventas, sino que también hay que tener en cuenta la posibilidad de forjar nuevas alianzas con clientes potenciales, realizar investigaciones de mercado, conocer las acciones y novedades de la competencia, etc.

4. Seleccionar la feria adecuada. Para ello hay que tener en cuenta una serie de criterios a la hora de analizar las diferentes ferias o congresos: ¿Cuáles son los objetivos específicos de la feria? ¿Presentamos un producto nuevo? ¿Cuál es nuestro mercado objetivo? ¿Cuál es la feria que más atrae a nuestros mejores clientes? o ¿Se adapta la feria a nuestra programación de producción?

Además, hay que tener en cuenta tanto las ferias nuevas como las pasadas, dado que los tiempos, las tendencias y los mercados cambian: ¿Cuántos años lleva celebrándose la feria? ¿Cuál es el perfil de los visitantes? ¿Cuál es su plan de comunicación? ¿Se auditan los resultados?…

5. Destinar la mayor parte del presupuesto a las acciones que nos aportan más beneficios. Por ejemplo, aquellas destinadas al alquiler del espacio, un atractivo diseño de nuestro stand, personal de apoyo especializado, la comunicación y la atención a los clientes son las partidas más destacadas.

6. Identificar al público objetivo: Las metas serán diseñar un stand que le resulte atractivo, comunicar adecuadamente, conseguir una ventaja competitiva frente a la competencia y que su personal pueda identificarlo.

7. Implicar al personal: información y formación. En la fase de pre-feria se le entregará al personal un manual donde quede claro el quién, el qué, el cuándo, el dónde y el por qué de la feria, además de reuniones de seguimiento e informes periódicos. En el momento de la feria se realizarán reuniones diarias con el equipo antes de la apertura y tras el cierre de la feria. Y por último, en la post-feria, se realizarán reuniones de seguimiento y valoración de resultados.

8. Elaborar un plan de comunicación activa, con el objetivo marcado de generar expectación en cuanto a nuestra presencia en feria, motivar a los clientes actuales y potenciales, motivar a los empleados, atraer visitantes al stand y alargar el efecto de la feria. Todo esto se conseguirá con el desarrollo de las siguientes acciones: invitación personal, telemarketing, stand, mailing, página web, redes sociales, notas de prensa, etc.

9. Implementar un programa efectivo para la generación, seguimiento y evaluación de contactos comerciales, con una metodología de atención al cliente, formulario de contacto y reuniones de seguimiento periódicas.

10. Aceptar estas opiniones prácticas: ser entusiasta, cuida tu aspecto, se activo, se puntual, estate preparado, no comas ni bebas en el stand, etc.